¿Qué cambia?

Sistemas de convocatorias anteriores

Toda convocatoria, al tener unos fondos finitos opta por dos modelos: o poco para muchos, o mucho para pocos. Es decir, en el primer año de la convocatoria del 0,7% en la Comunidad de Madrid el principal problema fue que hubo pocos proyectos que recibieron muchos fondos, tras eso, se cambió la fórmula para garantizarque las sublineas no quedasen devoradas por 2 o 3 macro-ongs.

Esta fórmula, de reparto iterativo, tenía un gran defecto, que cuantos más proyectos presentase una entidad si bien la cantidad a recibir iba decreciendo, en suma, había mayor número de financiación, puesto que una sola entidad podía presentar ilimitados proyectos, lo que, a la larga, provocaba el colapso del sistema.

El nuevo sistema

La principal novedad de esta convocatoria será la limitación del número de proyectos por entidad para hacer viable que los proyectos de continuidad no tengan que recurrir eternamente a una convocatoria de repesca que compense permanentemente el que determinados proyectos no alcancen un mínimo estable de fondos. Esta medida, la limitación de proyectos por entidad, es la única forma de conseguir que al menos el núcleo básico de proyectos de especial interés para una entidad tenga siempre una financiación más amplia que la actual.

Esta limitación en el número de proyectos tendrá también dos elementos de control adicionales:

  • Límite en la cuantía por proyecto (techo de financiación)
  • Cuantía mínima en el coste por proyecto (suelo de costes)

El límite de cuantía por proyecto permitirá que ninguna entidad, que como ya hemos dicho tendrá limitados sus proyectos a presentar, pueda pedir tanto que ponga en riesgo la posibilidad o potencialidad de un reparto para las demás entidades. La cuantía mínima, no obstante, hace que no volvamos a tener que recibir subvenciones de 300 euros como se ha dado, garantizando un suelo de financiación que haga viable que no se den concesiones tan pírricas que sea poco menos que inviable y un insulto el recibirlas.

Junto con estas novedades de limitación, que vienen a intentar garantizar que se bajen los promedios y porcentajes de tal forma que las entidades tengamos garantizadas que haya un mínimo de reorganización de fondos y que deberían, si la fórmula matemática funciona bien, cosa que decidirá el Gobierno, menos proyectos pero con más cuantías, hay otras novedades a tener en cuenta:

UNIFICACIÓN DE CRITERIOS, PUBLICACIÓN DE MANUAL, SESIONES DE FORMACIÓN SOBRE LA CONVOCATORIA Y RESOLUCIÓN DE DUDAS

Habrá una persona por Subdirección General expresamente designada como contacto para trabajar en dudas y cuestiones acerca de esta convocatoria. Tanto la Coordinadora como la Plataforma del Tercer Sector haremos el papel de canal técnico para apoyar en la resolución de dudas.

La Consejería publicará guías y manuales, conforme se acerque la convocatoria, para dar cabida a estos procesos de formación, que clarifiquen y especifiquen que todos sepamos exactamente que es lo que se interpreta en un criterio como óptimo, normal o adecuado, impidiendo así que una entidad interprete que con X datos se debería obtener la máxima puntuación y que el personal funcionario tenga otro criterio.

Así mismo, tanto Coordinadora como Plataforma vamos a volcarnos en la celebración de cursos, talleres, comités y otros espacios formativos e informativos al respecto de esta convocatoria, para acompañar en los procesos de presentación de solicitudes.

AGRUPACIONES

Se desarrolla el concepto de agrupaciones y se iguala a las federaciones. Federaciones y agrupaciones podrán presentar un mayor número de proyectos siempre que tengan bajo sí a un número de entidades suficiente. Importante destacar que una entidad no podrá presentarse agrupada o federada y luego como solicitante individual sino que tendrá que escoger bajo que figura presentarse para evitar que pueda utilizar estas formulas para saltarse el número de proyectos máximo por entidad en solicitud.

ENTRADA COMO EVALUADORES DE LAS CONSEJERÍAS DE SANIDAD Y EDUCACIÓN

Las consejerías de sanidad y de educación, con competencias en juventud y otros, a través de las subdirecciones correspondientes, podrán participar del proceso de evaluación, como así pasa en el nivel estatal donde otras Consejerías trabajan también remitiendo evaluaciones por parte de personal técnico experto en esta materia, garantizando que la óptica socio-sanitaria esté presente, así como respetando las competencias que tienen en exclusiva cada Dirección General.

FÓRMULA E INDICADORES

Se alteran los indicadores y la fórmula que regula el peso entre proyecto y entidad se aproxima. Se mantendría el actual número de puntos (150) pero se aproximará el peso de ambos elementos de medición para intentar buscar un mejor equilibrio.

CRITERIO DE ANTIGÜEDAD

Flexiblidad en el criterio de antigüedad para los proyectos de inversión, para así evitar que siempre y solo se lo lleven las mismas entidades.

PLAZO DE PRESENTACIÓN

El plazo de presentación será de 15 días naturales y máximo  de 30 días naturales.

REFORMULACIÓN

Se garantiza el derecho a reformular.

REDUCCIÓN EN EL NÚMERO DE LÍNEAS Y SUBLINEAS

Se buscará concentrar al máximo el número de líneas y reducir a, como mucho, dos las sublineas creando una línea más importante que contenga a colectivos de vulnerabilidad sectorial, única que tendría más sublineas. Todas las cuantías serán las mismas que en la convocatoria pasada si bien, se fusionarían. Todos los proyectos serían igualmente validos (para evitar que nos rechacen proyectos por estar en la sublinea inadecuada o algo similar).

DECLARACIONES JURADAS Y NO APORTACIÓN DE DOCUMENTACIÓN QUE YA OBRE EN PODER DE LA ADMINISTRACIÓN

Se exime de presentar documentación que ya esté en poder de la Administración y se nos permite que gran parte de la carga de documentos, certificados y otros se haga a través de DECLARACIONES JURADAS.

LÍNEA DE VOLUNTARIADO

Recuperamos una línea de voluntariado que tendrá una dotación básica pero que esperamos se pueda incrementar en próximos años.

INSCRIPCIÓN EN CIRA

Se elimina la obligación de inscripción en el CIRA que solo tendrá que acreditarse cuando una entidad tenga ya una concesión provisional. Hasta ese momento no tendrá que presentar el CIRA ni dar de alta proyectos que no sabe si le van a conceder.