¿En qué me afecta?

A priori el primer reto es que habrá una importante reducción en el número de proyectos que se podrán presentar por cada entidad. Dicho acuerdo es básico porque no se ha previsto que la Consejería tenga asignado por el Ministerio más fondos para el IRPF 2020. Si se diera el caso de que hubiera más presupuesto para la Comunidad de Madrid para este 2020 que para el pasado 2019 sería una enorme y magnífica noticia, pero tenemos que trabajar siempre con el escenario más pesimista.

Es por ello que las limitaciones en los techos y suelos de proyecto, así como en el número de presentaciones, provoca que las entidades tengamos que apostar por un menor número de proyectos que, en caso de obtenerse, tendrán una mayor cuantía en la financiación obtenida.

El proceso de presentación tendrá una novedad específica que garantizará que las entidades no pierdan la antigüedad como proyectos: permitirá fusionar proyectos que tengan concesión de otros años y que se mantenga la puntuación de continuidad por lo que eso generará un escenario que garantizaría que las entidades puedan seguir desarrollando sus acciones técnicas que ahora acometen bajo varios programas pero ahora fusionados como uno solo.

El objetivo de esta convocatoria es el siguiente, si la entidad A recibía 9 proyectos y en total percibía sumando esas cantidades 50.000 euros ahora podría recibir la misma cantidad pero con, por ejemplo solo 2 o 1 proyecto que debería integrar y absorber todos los anteriores, cosa que se facilita por el proceso de fusión de sublineas y líneas en macrolineas.

Dado que los proyectos van a tener una subida de nivel en cuanto a su exigencia para ser admitidos y recibir financiación desde la Coordinadora recomendamos enormemente la presentación agrupada de proyectos que tendrá evidentes mejoras en esta convocatoria y permitirá que acaben recibiendo elementos de apoyo análogos al de las UTE (Unión Temporal de Empresas) donde se suman los factores positivos de todas las entidades que cooperan bajo un mismo fin.

Una presentación agrupada tendrá, salvo determinados aspectos muy sectoriales y entidades de carácter ultra sectorial, más posibilidades de recibir financiación puesto que representará un mayor volumen de negocio, financiación, plantilla, implantación y estabilidad, si bien, en esta nueva convocatoria se será sensible a la necesidad de descentralizar los proyectos y llevarlos fuera de Madrid ciudad para así primar también a quienes trabajan en el ámbito rural y en otros municipios de la Comunidad de Madrid.